Abarán.

Nos encontramos en la Región de Murcia, más en concreto dentro de uno de los pueblos más ilustres de la Vega alta del Segura, como lo es Abarán, un municipio situado a orillas del río segura.

¿Qué ver en Abarán?

Debido a su riqueza histórica, Abarán es uno de los pocos municipios españoles en los que podremos pasar días y días y seguiremos descubriendo cosas sobre este poblado. Empezando por la noria más grande en funcionamiento de Europa hasta su Ermita o la plaza vieja.

Empezando por la joya de la corona, como lo es su noria grande, construida en 1805 y reconstruida 110 años más tarde. Se encuentra en el interior de un parque de reciente construcción, a escasos metros del río segura. 

Su importancia para abastecer de agua a las zonas próximas fue indiscutible, ya que abastecía a la acequia principal: Blanca, distribuyendo por 7 kilómetros de canales y acequias.

Es, sin duda, un elemento histórico que no podremos dejar pasar si vamos a pasar un día de escapada rural en Abarán. Esta, junto con otras 3, forman parte de las 7 norias aún activas de la Región de Murcia en 2020.

Nos encontramos ahora en la Ermita de San Cosme y San Damián, que son los patrones de la localidad, junto con el Santuario de la Virgen del oro. En la ermita podremos encontrar un bar con terraza donde podremos disfrutar de los platos típicos de Abarán mientras nuestros hijos juegan en el parque infantil que se encuentra a escasos metros. 

Por otra parte, tenemos el Puente Viejo, patrimonio de interés cultural desde el 2006. Podemos también encontrar la presa del Jarral, sobre la que hablamos más adelante en las actividades que se pueden realizar en este hermoso pueblo, lleno de cultura y tradiciones.

En otro orden de emblemáticos elementos, tenemos la plaza de toros de Abarán, destinada en la estación de verano a un cine al aire libre; el teatro Cervantes, que recientemente se emplea como sala de cine para el pueblo, un gran avance del gobierno para promover la cultura; la plaza vieja, donde encontramos el ayuntamiento; y, como no podía ser de otra manera, todo el paseo que se puede realizar por la orilla del río, disfrutando de un alegre paisaje en el que podremos desconectar del ruido de la ciudad por un buen rato. Esta ruta de senderismo la explicaremos a continuación en el apartado de actividades.

Abarán es conocida por su herta.

¿Qué hacer en Abarán?

Como decíamos antes, Abarán cuenta con numerosas rutas de senderismo que nos despejará la mente de tanto trabajo con el relajante sonido del río mientras caminamos. Entre otras, podemos destacar la ruta de las norias y la ruta de los moriscos, que nos llevará hasta un tiempo pasado en el que el pueblo fue dominado por árabes. Son muy fáciles de completar y tienen escasa dificultad, pudiendo a ser hechas incluso por los más jóvenes de la familia. 

Aunque esté algo más alejada del centro urbano del pueblo, la ruta de la sierra del oro no decepcionará a nadie. Tiene una longitud de 18 kilómetros y es adecuada también para todo tipo de edades.

Por otra parte, podemos llegar andando a orillas del río hasta cieza, y podremos disfrutar si somos aficionados al deporte a un parque de calistenia muy bien situado y que cuenta con unas muy buenas instalaciones públicas.

Aunque el descenso del Río Segura no comience en Abarán, gran parte de su recorrido y su final pasa por este pueblo, pudiendo los participantes tirarse con barca o donut por la presa del Jarral. Es una experiencia inolvidable para toda la familia.

Este pueblo cuenta con numerosas fiestas propias, pudiendo destacar “Los gigantes y cabezudos”, en la que los más jóvenes pueden disfrutar viendo una gran procesión de grandes muñecos con diferentes temáticas. La semana santa también tiene un papel destacado en Abarán, haciendo procesiones todos los días de esta semana. Unas fiestas que nadie se puede perder. Este pueblo también celebra el día del niño, la mona… tiene un sinfín de actividades para todas las edades, es por eso que cuando un amigo me pregunta un lugar para pasar las vacaciones o simplemente de escapada rural, yo le recomiendo Abarán un pueblo que no se olvida.

Gastronomía, Qué y dónde comer en Abarán.

Mucho se puede hablar sobre la gastronomía de Abarán y Murcia en general, sin embargo, no es nuestra intención dedicar una página entera a la gastronomía de la Región de Murcia, así que hemos hecho una selección de las mejores comidas a degustar en los bares y restaurantes de este pueblo.

Empezamos por el pisto, una comida muy típica de Murcia y que se elabora de una manera fabulosa en Abarán en especial. También podemos pararnos a degustar unos delliciosos paparajotes, así como un buen plato de migas e incluso olla gitana. 

¿Dónde dormir en Abarán?

Siendo este un pueblo rico en sierras y montañas, lo suyo es buscar un alojamiento parecido a casas rurales en las que podamos relajarnos y apartarnos durante unos días del trabajo. Las vistas de la sierra de Abarán son magníficas y perfectas para descansar tras un día de turismo y senderismo. Las carreteras constan de buenas infraestructuras y están bien comunicadas entre ellas.

Sin embargo, si preferimos hospedarnos en sitios más acomodados, deberemos buscar un motel u hotel.

¿Cómo llegar a Abarán?

La mejor manera de acceder a este municipio es sin duda, mediante coches privados o medios de transporte público, os dejamos un mapa para que podáis situarla. 

Historia.

En este poblado encontraremos una larga historia, que se remonta hasta la Edad de bronce, hace más de 4000 años. Fue dominado por los romanos durante un largo periodo de tiempo, podemos encontrar vestigios de este tiempo en Casa de Román, por ejemplo. 

Tras la caída del imperio romano llegó la dominación árabe con la que surgió el primitivo poblado de Fauaran, ahora llamado Abarán.

Geografía.

Abarán está situado en una depresión, aislado entre montañas que hace que los veranos son calurosos debido al aislamiento térmico, sin embargo, dado que está situado a orillas del río Segura, las temperaturas se suavizan con respecto a las de los pueblos próximos, dando lugar a un clima aceptable durante las estaciones más calurosas. Sin embargo, el casco histórico sí que se ve más afectado por este tipo de circunstancias geográficas. Por lo tanto, es un pueblo que se puede visitar en cualquier estación del año, siendo las más recomendables la primavera, debido a que las temperaturas son ideales esta época del año y podremos además ver la floración en los pueblos cercanos, por ejemplo.